MundoPDF. Blog para descargar en pdf miles de libros y ebooks gratis y puedas leer libros interesantes.


Trastorno Obsesivo Compulsivo - Frank Tallis


La palabra “fenomenología”, un término filosófico, se emplea habitualmente para denotar el cuestionamiento de los propios procesos conscientes (Thines, 1987). Esta palabra se deriva del griego phainein, “aparecer”, y es precisamente la aparición del TOC, sobre todo desde el interior, el objeto del presente capítulo. Las características fenomenológicas del TOC también serán comentadas nuevamente en los Capítulos 2, 9, 10 y 11. La fenomenología, o experiencia consciente del TOC, se describe más significativamente en un discurso cognitivo. 


Se concederá atención especial a los hechos cognitivos (e.g., pensamientos disruptivos)
y estructuras (e.g., creencias firmemente establecidas) en los Capítulos 9, 10 y 11. Por último, desde un punto de vista levemente distinto, puede aprenderse mucho sobre la experiencia del TOC analizando el contenido y la estructura de los factores de los instrumentos de evaluación formal; éstos se describen y comentan en los Capítulos 7 y 8.

Debería señalarse desde un principio, que por lo menos en este contexto, los registros cognitivos del TOC no deben ser considerados como opuestos a los registros conductuales. La división entre las psicologías cognitiva y conductual es, de algún modo, artificial y refleja prejuicios históricos y académicos y no una división ‘real’. Existen multitud de argumentos que podrían defender esta postura; sin embargo, solamente se incluyen algunos puntos de forma ilustrativa.

En primer lugar, a excepción de los ‘conductistas radicales’, los psicólogos conductuales se han mostrado progresivamente más dispuestos a reconocer el rol de los factores cognitivos en la determinación de la conducta; ya no se considera inaceptable inferir la presencia de representaciones cognitivas, ni siquiera en las ‘mentes’ de los animales (Dickinson, 1980; Mackintosh, 1983). En segundo lugar, la cognición se considera frecuentemente como un tipo de ‘conducta’; por ejemplo, los modelos neuropsicológicos de organización conductual reconocen tanto los esquemas cognitivos como los motores (cf. Norman & Shallice, 1980).

En tercer lugar, los modelos recientes de psicopatología reconocen explícitamente la estrecha relación entre la historia de aprendizaje, los pensamientos y la conducta, empleando la designación o encabezamiento compuesto ‘cognitivo-conductual’
(Hawton et al., 1989)....

Reportar link si no funciona - 000413

No hay comentarios:

Publicar un comentario