MundoPDF. Blog para descargar en pdf miles de libros y ebooks gratis y puedas leer libros interesantes.


Soy una Mamá - Megan Maxwell


Las manos aterciopeladas y fuertes de mi guapo marido recorren mi cuerpo,
produciéndome millones de estupendas sensaciones, y no sólo sexuales.
«Oh…, sí…, sigue…, no pares…»
El olor a los aceites corporales con los que me masajea me hace suspirar con
deleite, mientras siento y escucho la dulce y suave música chill out que suena a
nuestro alrededor y me dejo llevar por el momento.
¡Qué paz! ¡Qué tranquilidad!
Esto es vida. «Por tu padre, Alfonso, ¡no pares! Humm…»
«Moc… Moc… Moc… Moc… Moc…»


Abro un ojo sobresaltada.
¿Qué suena?
¿Qué es ese puñetero «Moc… Moc…»?, y ¿dónde están Alfonso y la música chill
out?
¡Oh, noooooooooooooooo!
Al instante, soy consciente de la realidad.
Estoy sola en medio de mi enorme cama, porque mi currante maridín ya se ha
marchado a trabajar y lo que suena es mi despertador. ¡Qué asco!
Las 7.30. Alargo la mano y lo apago.

Esperaré a la segunda alarma. Tengo cinco minutos antes de que suene la del
móvil y tenga que ponerme como Rambo, alerta y en acción.
Me arrebujo debajo del edredón de plumitas de oca.
«Humm, qué a gustito estoy», pienso mientras dejo que mi cuerpo entre en un
perezoso coma, hasta que de pronto oigo: «Rabiosaaaaaa… Rabiosaaaaaaaaaa…
Rabiosaaaaaaaaaa…».
¡La alarma del móvil!

Rabiosa, niego con la cabeza. Pero ¿ya han pasado los puñeteros cinco minutos?
Resignada, y tras acordarme de todos los antepasados habidos y por haber del
listo que un día inventó el madrugar, saco un pie del edredón de plumitas de oca.
—Uf…, ¡qué frío!

Pero antes de que mi cabeza piense en meter el pie de nuevo debajo, me reactivo y
busco las zapatillas, que, oye…, siempre alguna se cuela bajo la cama. ¿Por qué mis
puñeteras zapatillas tienen que hacer lo mismo casi todas las mañanas?


Reportar link si no funciona - 000402

No hay comentarios:

Publicar un comentario