MundoPDF. Blog para descargar en pdf miles de libros y ebooks gratis y puedas leer libros interesantes.



Sueños que guían ~ Manual de Interpretación Onírica - Karina Malpica


PRIMERA TAREA: ELIGE TUS HORARIOS DE TRABAJO ONÍRICO
Piensa en las actividades que realizas cada día, cada semana y cada mes. Consulta tu agenda, tu horario de clases o lo que sea necesario para que tengas un claro esquema
de cómo empleas tu tiempo. Después reorganízalo de tal forma que puedas disponer de quince minutos diarios para consignar tus sueños, una hora a la semana para trabajar con uno de ellos y una tarde al mes para poder realizar un análisis comparativo de los sueños que hayas tenido durante ese periodo o algún otro trabajo onírico más profundo con alguno de ellos. Conozco gente que prefiere trabajar con horarios fijos. 


Por decir algo: todos los jueves de 6 a 7 de la tarde y el último jueves del mes de 6 a 10. Son personas que pueden respetar esa cita puntualmente porque sus actividades diarias son bastante regulares y ellos son disciplinados. Hay otras personas que tienen horarios más flexibles o que se mueven más por impulsos y prefieren ocupar cualquier hora que tengan libre en cualquier momento de la semana y lo mismo hacen con su tarde mensual. Yo soy más de ese estilo... 

Usualmente doy clases los fines de semana y el resto de los días no tengo horarios fijos, así es que me dedico a mis sueños cuando coincide que tengo tiempo y ganas; no obstante, el día de la luna llena, sea cual sea, procuro siempre dedicarlo a mi tarde lunar con los sueños y en esto soy bastante disciplinada... Elige lo que más se adapte a tu personalidad y a tus circunstancias, pero defínelo con claridad antes de comenzar.

“El templo de Esculapio (en griego Asclepius) se erigió en su origen como un lugar de gran energía sanadora donde una persona enferma podía acudir, dormir  tener un sueño intrínsecamente curativo. El rito se fue transformando a lo largo del tiempo y los encargados del templo, o therapeutes, empezaron a hacer de intérpretes de las instrucciones sanadoras ocultas en el simbolismo del sueño. Fue entonces cuando a los sueños se les atribuyó una fuerza curativa menor, y pasaron a ser mensajes crípticos que debían ser interpretados por los terapeutas, los cuales analizaban de un modo adecuado estos comunicados de los dioses con el propósito de determinar el curso correcto. La palabra "terapeuta" tiene pues algo más que un origen etimológico griego.”


Dale LIKE para habilitar el enlace

Reportar link si no funciona - 000297

No hay comentarios:

Publicar un comentario