MundoPDF. Blog para descargar en pdf miles de libros y ebooks gratis y puedas leer libros interesantes.



El Rey Lear - William Shakespeare

ACTO PRIMERO
ESCENA PRIMERA
Palacio del rey Lear
(Entran el CONDE DE KENT, el CONDE DE
GLOCESTER y EDMUNDO.)
EL CONDE DE KENT.-Siempre creí al rey
más inclinado al duque de Albania que al duque de
Cornouailles.


EL CONDE DE GLOCESTER.-Lo mismo
creíamos todos; pero hoy, en el reparto que acaba
de hacer entre los de su reino, ya no es posible
afirmar a cual de los dos duques prefiere. Ambos
lotes se equilibran tanto, que el más escrupuloso
examen no alcanzaría a distinguir elección ni preferencia.
W I L L I A M S H A K E S P E A R E
6
EL CONDE DE KENT.-¿No es ése vuestro
hijo, milord?
EL CONDE DE GLOCESTER.-Su educación
ha corrido a mi cargo, y tantas veces me he avergonzado
de reconocerle que al fin mi frente, trocada
en bronce, no se tiñe ya de rubor.
EL CONDE DE KENT.-No os entiendo.
EL CONDE DE GLOCESTER.-Su madre me
entendería mejor; por haberme entendido demasiado
vio un hijo en su cuna, antes que un esposo en
su lecho. ¿Comprendéis, ahora, su falta?
EL CONDE DE KENT.-No quisiera yo que esa
falta hubiese dejado de cometerse, pues produjo tan
bello fruto.
EL CONDE DE GLOCESTER.-Tengo, además,
un hijo legítimo, que le lleva a éste algunos
años de ventaja, mas no por ello le quiero más.
Verdad es que Edmundo nació a la vida antes que le
llamasen; pero su madre era una beldad, y no hay
que ocultar el vergonzoso fruto que dio a luz. ¿Conoces
a este gentilhombre, Edmundo?
EDMUNDO.-No, milord.
EL CONDE DE GLOCESTER.-Es el conde de
Kent. Desde ahora le respetarás como a uno de mis
mejores amigos.
E L R E Y L E A R
7
EDMUNDO.-Mis servicios están a las órdenes
de vuestra señoría.
EL CONDE DE KENT.-Sois muy amable, y
deseo captarme vuestro afecto.
EDMUNDO.-Procuraré, milord, hacerme digno
de vuestra estimación.
EL CONDE DE GLOCESTER.-Ha permanecido
nueve años lejos de su país, y aún será preciso
que vuelva a ausentarse. (Oyese el toque de trompetas.)
¡El rey llega! (Entran el Rey Lear, los duques de Cornouailles
y de Albania, Goneril, Regan, Cordelia y séquito.)
LEAR.-Id, Glocester, a acompañar al rey de
Francia y al duque de Borgoña.
EL CONDE DE GLOCESTER.-Obedezco, señor.
(Salen el conde y Edmundo.)
LEAR.-Ahora, nos vamos a manifestar nuestras
más secretas resoluciones. A ver, el mapa de mis
dominios. Sabed que hemos dividido nuestro reino
en tres partes. De los motivos que a ello nos deciden,
el primero es aliviar nuestra, vejez del peso de
las tareas y negocios públicos, para asentarlo en
hombros más jóvenes y robustos, y así, aligerados
de tan onerosa carga, caminar sosegados hacia
nuestra tumba. Cornouailles, hijo querido, y vos,
duque de Albania, que no amáis menos a vuestro
W I L L I A M S H A K E S P E A R E
8
padre, nuestra firme voluntad es asignar públicamente
en este día a cada una de nuestras hijas su
dote, a fin de prevenir con ello todos los debates
futuros. Los príncipes de Francia y de Borgoña, rivales
ilustres en la conquista de nuestra hija menor,
han permanecido largo tiempo en nuestra corte,
donde el amor los retiene: hay que contestar a sus
peticiones. Hablad, hijas mías: ya que hemos resuelto
abdicar en este instante las riendas del gobierno,
entregando en vuestras manos los derechos
de nuestros dominios y los negocios de estado decidme
cuál de vosotras ama más a su padre. Nuestra
benevolencia prodigará sus más ricos dones a
aquella cuya gratitud y bondadoso natural más los
merezcan. Vos, Goneril, primogénita nuestra, contestad
la primera.

Reportar link si no funciona - 000316

No hay comentarios:

Publicar un comentario