MundoPDF. Blog para descargar en pdf miles de libros y ebooks gratis y puedas leer libros interesantes.



Derivados ~ Valor razonable, riesgos y contabilidad teoría y casos prácticos ~ varios autores


El comercio y el riesgo son inseparables. Desde los orígenes de la humanidad

los comerciantes han tratado de aliviar y, en lo posible, eliminar el riesgo imputable
a cada estrategia para asegurarse la estabilidad en los suministros o en los
precios. En los primeros tiempos, el negocio de los derivados se equiparó con las
apuestas y por ello, en muchas ocasiones, estuvo condenado e incluso prohibido
por considerarlo como negocios puramente especulativos.


Para que los derivados surjan como objeto de negociación es necesario que
los activos subyacentes sean fácilmente negociables, que estén disponibles en
cantidades suficientes y sujetos a variaciones en el precio. Estas variaciones (volatilidad)
crean oportunidades que, por supuesto, atraen a los especuladores y
arbitrajistas, pero también permiten, a quienes lo deseen, cubrirse contra algún
riesgo. Sin una volatilidad suficiente y un mercado líquido para los activos subyacentes
es muy improbable que se hubiera iniciado la negociación de los instrumentos
derivados.

Aun cuando el crecimiento de los derivados se intensificó durante las décadas

de 1980 y 1990, la historia registra la existencia de este tipo de contratos desde
el siglo XII, con el inicio del uso de la letra de cambio y de ciertos contratos que
prometían la entrega futura de mercancías al comprador.

Entre 1537 y 1539, bajo el gobierno del emperador Carlos V en los Países

Bajos, se puso en marcha un marco legislativo que proporcionó un relevante
apoyo a las transacciones financieras y comerciales en ese país. La concentración
del comercio en las ciudades de Amberes y Ámsterdam dio lugar a la aparición,
durante la última parte del siglo XVI, de distintos colectivos de comerciantes que
negociaban precios futuros (el caso de la pimienta portuguesa y el cobre húngaro
están registrados). 

La negociación de contratos en Ámsterdam estaba más orientada

al grano y a los arenques. El caso de los contratos sobre arenques y el aceite
de ballena estaba ligado a la variabilidad de las capturas de pesca y al considerable
capital que se necesitaba para equipar los barcos, lo que incentivaba la creación
de mecanismos de gestión del riesgo.



Reportar link si no funciona - 000324

No hay comentarios:

Publicar un comentario