MundoPDF. Blog para descargar en pdf miles de libros y ebooks gratis y puedas leer libros interesantes.


Brechas Eticas en Las Organizaciones ~ Sistemas Virtuosos y Tramas Perversas - Jorge Etkin

H ay obras de la literatura teórica cuyo solo título constituye de por sí una conquista intelectual.
Obras en las que el máximo hallazgo del autor se produce al focalizar la mirada y recortar el
objeto, ya que –permítasenos exagerar– su simple enunciación instala un universo ideológico, delata
las intenciones del autor y hace previsible su desarrollo. Ello se debe, seguramente, a que tales obras
enlazan de un modo especial con una problemática troncal de su entorno inmediato, tenaz e irresuelta;
una especie de “dilema en busca de autor” propio de la atmósfera cultural en la que han nacido.

Brechas éticas en las organizaciones. Sistemas virtuosos y tramas perversas es una de esas obras.
No se trata de un texto inesperado. En los tiempos que corren, resulta un texto previsible, casi inevitable.
Etkin nos habla de las “Organizaciones”, escogiendo este término preciso en su ámbito profesional
pero que al lector a secas le resultará ambiguo o extremadamente abierto. Nada arbitrariamente, el
autor –consultor en organización– ha escogido el objeto de su praxis profesional como campo de su
reflexión teórica; pero, a su vez, lo ha tomado con la intención expresa de trascenderlo. Y el texto lo
manifiesta desde el principio.
El objeto empírico –la organización– se mueve en forma permanente, cambia de rostro y de escala,
recorre horizontalmente todos los ámbitos de la actividad social y asciende y desciende, como
en series potenciales, entre las microorganizaciones y el sistema social mismo, sin que las hipótesis
pierdan validez. Así, el fenómeno de la perversión observado en ese amplísimo campo –verdadero
objeto teórico del trabajo– queda de hecho marcado por la universalidad. El libro no es, por tanto, un
tratado sobre los problemas que en forma ortodoxa se consideran “organizacionales”. Se trata de un
ensayo sobre las manifestaciones sociales de la perversión en general.

Una oscilación similar a la observada en el campo de estudio puede detectarse también en el sujeto
del discurso. El autor nos habla, a la vez, desde su experiencia técnica, desde su puesto de teórico
y desde su rol social como ciudadano libre, o sea, desde el ejercicio de su responsabilidad crítica. A
poco de iniciada la lectura, queda claro que nos está hablando un “observador externo”. Es un observador
que sintetiza todas esas identidades, omnipresente a lo largo del texto y que reclama insistentemente
su autonomía frente a los hechos; un sujeto tan “heterónomo” como su propio discurso.
Finalmente, idéntico efecto de mutación de la identidad había de producirse en el lector, que recibe
estímulos en su persona técnica, teórica y ética simultánea e intencionalmente. Lector que, por lo tanto,
se ve obligado a un permanente análisis contrastado de sus propias certezas, en cada uno de esos
planos, que no son necesariamente compatibles. El esfuerzo por no mutilar ese rasgo multidimensional
del fenómeno, mantenido por el autor a lo largo de toda la obra, libera a nuestro comentario del compromiso
de hacer referencias empíricas y nos autoriza a situarnos en un punto de mira más abarcador.


Reportar link si no funciona - 000210

No hay comentarios:

Publicar un comentario