MundoPDF. Blog para descargar en pdf miles de libros y ebooks gratis y puedas leer libros interesantes.

Descargar miles de libros gratis


Me vale madres! - Prem Dayal




¿Cómo empezó todo este relajo? No tengo la menor idea. El buen viejo Sócrates decía: “Lo único que sé es que no sé nada”. ¡Si no lo sabía Sócrates pueden imaginar qué sé yo! Pero hay un chingo de gente que dice saber mucho, que por lo tanto es mucho más inteligente que yo y que Sócrates… que al final como compañero de banca no es de quien te puedas avergonzar. Hay quien habla con los ángeles, quien habla con los muertos, quien con criaturas del bosque, con extraterrestres, con duendes, animales… y los más afortunados hablan por larga distancia directamente con Dios…



Desafortunadamente, a menudo pasa que esta misma gente, que se encuentra a todo dar hablando con fantasmas, plantas, ovnis, ovinos, bovinos y todo tipo de bestias, tiene serias dificultades para comunicarse con sus propios hijos, su pareja, o con el güey del valet parking

Hay quien cree en antiguas mitologías y te sabe dar hasta la dirección y código postal donde se encuentran el paraíso y el infierno y quien, incluso, puede darte el número verde 01800 de atención al cliente del otro mundo, sin hablar de los más afortunados que llegan a tener hasta el celular de San Pedro para intentar sobornos. Hay quien, con calendarios y cálculos astronómicos, te arregla todo el desorden cósmico, quien conoce fórmulas milagrosas para resolver cualquier problema (si conocen alguien capaz de hacer recrecer el pelo díganmelo por favor, estoy dispuesto a convertirme a cualquier religión)… 


Hay quienes sostienen que vienen de otros planetas, y pueden exhibirte incluso el pasaporte de Venus o de Quirón (que nadie sabe qué es ni dónde está); hay quien te revela el Secreto, pero te lo revela si lo pagas; hay otros que te lo esconden; hay quien te cobra pero no sirve de nada y quien no cobra pero lo mismo no sirve y por lo tanto es más conveniente porque al menos es gratis; hay walk in y hay walk out, que nunca se encuentran entre ellos. Hay muchos que se iluminan y aún más que se fulminan…

Y éste es bueno porque, con todos estos que se iluminan, la gente normal se siente un poco pendeja pero, mirando a los que se fulminan, se sienten mejor y van a festejar en una cantina con los amigos...



No hay comentarios:

Publicar un comentario