MundoPDF. Blog para descargar libros en PDF, descarga en PDF libros.

Cómo Comprender la Mente - Gueshe Kelsang Gyatso

A menudo decimos: «Mi mente, mi mente», pero, si alguien nos preguntara qué es la mente, no sabríamos dar una respuesta acertada. Esto se debe a que no comprendemos de manera correcta la naturaleza y las funciones de la mente. La naturaleza de la mente es claridad, en el sentido de que es algo vacío, como el espacio, carece siempre de materia,
forma y color. La mente no es espacio propiamente dicho porque el espacio producido posee forma y color. Durante el día puede ser claro, y por la noche, oscuro, pero la mente nunca posee forma ni color. Como ya se ha mencionado, la mente es vacía pero no debemos decir que la mente sea vacuidad. ¿Qué diferencia hay entre vacío y vacuidad? En
el budismo, la vacuidad entraña un gran significado. Es la verdadera naturaleza de los fenómenos y es un objeto muy profundo y de gran trascendencia. Si comprendemos de manera directa la vacuidad, alcanzaremos la liberación permanente de todos los sufrimientos de esta vida y de las innumerables vidas futuras; no hay nada con mayor sentido.


Por lo tanto, la vacuidad es un objeto que encierra un gran significado; en cambio, un vacío es mero vacío y no tiene especial relevancia. Por lo tanto, debemos decir que la mente es vacía en el sentido de que carece siempre de materia, forma y color; y que el espacio es vacío porque carece de contacto obstructor. Cuando decimos: «Tengo el monedero vacío»,
queremos decir que no hay dinero dentro. De esta manera podemos comprender que hay diversas clases de vacíos con distintos significados. La función de la mente es percibir o comprender objetos. Por lo general decimos: «Veo esto y aquello», porque nuestra mente ve ese objeto. Debido a que nuestra mente comprende las cosas, decimos: «Entiendo».
Por lo tanto, nuestra percepción y comprensión son funciones de la mente; sin ella seríamos incapaces de percibir y comprender objetos.

Además, una de las funciones principales de la mente es designar objetos. Sin nombre las cosas no podrían existir. La mente designa nombres al pensar: «Esto es tal cosa». Por lo tanto, los objetos solo existen gracias a que la mente los designa. De ello podemos comprender que todo es creado por la mente, incluido el universo. No hay ningún creador aparte de la mente. Esta verdad no es difícil de comprender si se analiza con cuidado..

Reportar link si no funciona - 000211

No hay comentarios:

Publicar un comentario