Blog para descargar libros en PDF, descarga en PDF libros. MundoPDF

Caná ~ Caballo de Troya #9 - J J Benítez

Jesús de Nazaret siguió descendiendo por la ladera con sus habituales zancadas. El objetivo, parecía claro, era «Matador», el maldito jovenzuelo que gobernaba la banda de los dawa zrad (la «maldición de la langosta» en el lenguaje de los badu, los beduinos de Beit Ids). Por detrás, a escasa distancia, le seguía Dgul, el capataz del olivar, con la «tembladera» entre las manos. Ambos parecían dispuestos a terminar con aquella lamentable situación. Y yo, sin pensarlo, me fui tras ellos. Pero, lamentablemente, cuando apenas había dado un par de pasos, el árabe agitó de nuevo la antorcha que sostenía en la mano derecha y la arrojó al interior de la canasta. Me detuve espantado. Las llamas prendieron en las ropas del niño y, al instante, Ajasdarpan se convirtió en una bola de fuego. El enebro (una especie de aguardiente), vertido por aquel canalla sobre los harapos del pequeño de los huesos de «cristal», resultó determinante. Las llamas se propagaron veloces. Y el árabe acertó a gritar por segunda vez:

—Smiyí... i... qatal! (Mi nombre es «Matador».) Sentí cómo el mundo se derrumbaba. El Maestro y el capataz no habían llegado a tiempo... Fue todo tan rápido...
Y en eso, nada más arrojar la tea en la canasta de cornejo, y gritar su nombre, «Matador» cayó fulminado. ¿Qué había sucedido? Jesús y Dgul estaban a punto de alcanzar la
espuerta en la que ardía el niño. Comprendí. Por detrás de aquel malparido apareció la figura de la mendiga, tambaleante, y con una piedra en la mano izquierda. La mujer lo había golpeado en el cráneo y Qatal cayó a sus pies. El resto de la banda, al percatarse de la suerte de su jefe, soltó las ollas que blandían como mazas, y con las que habían aplastado a AjaSdarpan, y huyó por el olivar. Todo quedó en silencio. Todo el mundo miraba hacia la canasta de madera en la que se consumía el niño. Supuse que estaba muerto...


File Size: 3.04 MB
Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario