MundoPDF. Blog para descargar libros en PDF, descarga en PDF libros.

El Viaje de los Ases - George R R Martin

El televisor Sony arrojaba una luz temblorosa sobre el banquete de Acción de Gracias de Sara: una comida de Swanson recién descongelada, que consistía en una porción de pavo envuelto en humeante papel de aluminio, sobre la mesa de centro de la sala. En la pantalla, una turba de jokers deformes marchaba durante una sofocante tarde de verano neoyorquina, mientras sus bocas lanzaban gritos y maldiciones silenciosas. La escena granulosa tenía la apariencia errática de un viejo noticiario cinematográfico; de pronto, la imagen giró para mostrar a un hombre atractivo de treinta y tantos años, con la camisa arremangada, la americana echada sobre un hombro y la corbata floja alrededor del cuello:
el senador Gregg Hartmann, tal y como era en 1976. Hartmann cruzó a grandes zancadas las vallas de la policía que bloqueaban a los jokers, se quitó de encima a los guardias de seguridad que trataron de sujetarlo y se dirigió a gritos a los agentes. Sin el apoyo de nadie, se plantó entre las autoridades y la cada vez más cercana muchedumbre de jokers, indicándoles a señas que retrocedieran.

En ese momento la cámara hizo un paneo hacia un disturbio entre las filas de los
jokers. Las imágenes aparecían mezcladas y fuera de foco. En el centro estaba uno de los
ases: la prostituta conocida como «Succubus», cuyo cuerpo parecía estar hecho de carne
mercurial, su aspecto cambiaba de modo constante. El virus wild card la maldijo al dotarla
de una poderosa empatía sexual. Succubus tenía la facultad de adoptar cualquier figura
que complaciera a sus clientes, pero durante aquella manifestación perdió el control de su
habilidad. El gentío de alrededor respondió a su poder, alargando las manos para
alcanzarla, con una extraña lujuria reflejada en el rostro. Su boca se abrió en un grito
implorante mientras la multitud que la perseguía, formada tanto por policías como por
jokers, se lanzó contra ella.


File Size: 2.23 MB
Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario