domingo, 3 de septiembre de 2017

Psico Homeopatía - Octavio Déniz


Si te dijera que existe un sistema curativo que sana con remedios tan diluidos que, cuando te tomas uno, no estás ingiriendo ni una sola molécula de la sustancia curativa, sino azúcar o agua. Si te dijera que este sistema no emplea medicamentos que se oponen a los síntomas, sino remedios que los refuerzan. Así que si te duele la cabeza, este sistema emplea un remedio que precisamente provoca dolor de cabeza. Y si te dijera que estos remedios sanan al mismo tiempo al cuerpo físico, a la mente y a las emociones, de modo que no hay un remedio específico para el acné, sino uno que cura la depresión profunda que viene acompañada de trastornos en la piel y falta de memoria. Si te dijera todo esto, probablemente pensarías que tal sistema, si es que existe, no puede funcionar de ninguna manera. 

¿Cómo se puede curar con un remedio que sólo está hecho de azúcar? ¿Cómo puede sanar aquello que provoca síntomas similares a la enfermedad? ¿Y cómo es posible que se puedan tratar todos los aspectos de la persona de un modo unitario? Parece algo imposible Pues no, no es imposible. Lo cierto es que ese sistema curativo existe y funciona.
Ese sistema curativo es la Homeopatía. La Homeopatía sana con sustancias disueltas, tan disueltas que no contienen restos de la materia original con la que se elabora el remedio. Pero precisamente por su grado de disolución, estos remedios carecen de cualquier peligro para la salud y son totalmente seguros...
Compartir en Facebook

Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF