miércoles, 6 de septiembre de 2017

Mente Carácter y Personalidad - Elena G de White


La obra más delicada
Tratar con las mentes humanas es la obra más delicada en la cual los seres humanos estuvieron alguna vez ocupados.—Testimonies for the Church 3:269 (1873).
Conocer las leyes que rigen la mente y el cuerpo
Es deber de toda persona, para su propio bien y el de la humanidad, conocer las leyes de la vida y obedecerlas con toda conciencia. Todos necesitan conocer el organismo más maravilloso: el cuerpo humano. Tienen que comprender las funciones de los diversos órganos y como estos dependen unos de otros para que todos actúen con salud. Necesitan estudiar la influencia de la mente sobre el cuerpo, la del cuerpo sobre la mente, y las leyes que los rigen.— El Ministerio de Curación, 89, 90 (1905).

Educar y disciplinar la mente
No importa de quién se trate [...] el Señor les ha bendecido con facultades intelectuales capaces de ser desarrolladas. Cultiven sus [20] talentos con fervor perseverante. Eduquen y disciplinen la mente por el estudio, la observación y la meditación. No podrán entrar en
contacto con la mente de Dios a menos que ustedes usen todas sus facultades. Las capacidades mentales se fortalecerán y desarrollarán si salen a trabajar con el temor de Dios, con humildad, y con una ferviente oración. Un propósito definido obrará milagros.—Notas Biográficas de Elena G. de White, 302, 303 (1915).
Compartir en Facebook

Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF