viernes, 18 de agosto de 2017

Medicina Cuántica - Adolfo Pérez Agustí


La palabra “Cuántico” (de quantum) se aplica ahora a todo lo nuevo, sea en el campo tecnológico, metafísico o medicinal, en un intento de asegurarnos sin demasiados preámbulos ni demostraciones que estamos ante una tecnología de vanguardia. Lo cierto es que la teoría cuántica no es nueva, tiene ya casi cien años, y aún hoy resulta difícil de explicar y, con mayor frecuencia, difícil de diferenciar de otras teorías ya consolidadas. La palabra la utilizó por primera vez el físico Heisenberg cuando descubrió que la energía no es un flujo continuo y que en realidad consiste en pequeños paquetes, a los que denominó quantum. A partir de este descubrimiento se desarrolló una ciencia denominada como Teoría Cuántica, desde la cual surgieron un montón de teorías que querían revolucionar el mundo de la física y especialmente el mundo relacionado con el microscopio, los átomos, los cuantos y los quarks (los constituyentes fundamentales de la materia y las partículas más pequeñas que el hombre ha logrado identificar). 

Para afianzar como válido el término “cuántico” es habitual que se mencione a Albert Einstein, quien nunca habló de confirmación, sino solamente de probabilidades. En la física cuántica, Einstein estableció los conceptos fundamentales pero inicialmente falló al darse cuenta de dónde llevarían. Y en el final, la grandiosa búsqueda de una teoría que unificase toda la física simplemente nunca consiguió moverla más allá de las matemáticas y ciencia que había aprendido durante sus años de estudiante...
Compartir en Facebook


Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF