Buscador para buscar: + 1500 Libros

lunes, 7 de agosto de 2017

La Sabiduría secreta de Maquiavelo - Carlos Martín Pérez


La naturaleza de los hombres es contraer obligaciones entre sí tanto por los favores que se hacen como por los que se reciben. Como tal es la naturaleza humana, es conveniente solicitar favores a las personas, aun si no nos hacen falta. Claro está, que estos favores u obligaciones tienen que ser razonables. SI se solicitan entre amigos, sirven para mantener la amistad, pues tanto alegra para uno recibirlos como al otro darlos. Cuando estas obligaciones son entre personas sin lazos de amistad, valen para poner a prueba la relación que pudiera existir. 

Se puede decir de los hombres lo siguiente: son ingratos, volubles, simulan lo que no son y disimulan lo que son, huyen del peligro, están ávidos de ganancia; y mientras les hace favores son todos tuyos, te odrecen la sangre, los bienes, la vida, los hijos, como anteriormente dije, cuando la necesidad está lejos, pero cuando se te viene encima vuelve la cara. Aquí se habla de la hipocresía, dobloz y oportunismo. La excepción a esta conducta es muy rara. Por lo tanto, una persona prudente no se debe extrañar cuando esto ocurre ni ser sorprendido por estos comportamiento, ya que habrá tomado medidas en previsión a esta contigencia.
Compartir en Facebook


Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mantente en contacto con nosotros a través de Facebook. Sólo presiona el botón Me gusta