sábado, 26 de agosto de 2017

HipnoCibernética - Robert B Stone


El escenario es el centro de control de una enorme planta manufacturera aeroespacial. Algunas personas están introduciendo tarjetas perforadas en una computadora electrónica. Esto recibe el nombre de programación. Las tarjetas le comunican a la computadora lo que se supone que tiene que hacer, y le dan información a sus reservas de memoria. Más tarde, la computadora dirige una sonda espacial hacia Venus y hace que ésta descienda en un sitio preciso y de acuerdo con un horario exacto. Vamos a suponer que se le transmite a la computadora una información errónea, ¿Sería todavía capaz de dirigir hacia Venus aquella sonda espacial? Desde luego que no. Probablemente no sería capaz de darnos la hora correcta.

Todos nosotros vivimos con la ayuda automática de nuestra computadora personal. Esta gobierna nuestro cuerpo. Nuestra respiración, los latidos del corazón o el funcionamiento de los demás órganos y glándulas se llevan a cabo sin que nosotros pensemos conscientemente en ello. Ella registra nuestras experiencias y da origen a las actitudes y emociones ante las cuales hemos programado su respuesta. En ocasiones esta programación es errónea u obsoleta. Resultado: una conducta indeseable, condiciones indeseables de salud, hábitos, emociones y circunstancias indeseables. Se ha sacado a algunos niños de una escuela primaria en la que se habían portado muy mal y se les ha inscrito en una clase universitaria experimental so pretexto de que eran estudiantes excepcionalmente buenos. De inmediato mejoró su ortografía, lograron avances significativos en matemáticas y su aprovechamiento académico completo mejoró intensamente...
Compartir en Facebook

Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF