Buscador para buscar: + 1500 Libros

viernes, 11 de agosto de 2017

El Secreto del Poder - Bob Doyle


Me gustaría puntualizar de entrada que no soy físico ni tengo una formación especializada en la materia. Tampoco es necesario serlo para poder poner en práctica los principios de la ley de la atracción. Aunque doy una explicación científica a prácticamente todo lo que enseño, no adopto el papel de físico cuántico, porque es habitual que la gente desconecte cuando las explicaciones son demasiado complicadas. Al fin y al cabo, si uno cree que debe saber matemática para poder crear su vida a voluntad, el proceso en su totalidad puede parecer muy desalentador como para emprenderlo. Sin embargo, es fundamental comprender las bases físicas de la ley de la atracción para poder aplicar las ideas que se exponen en este libro; de hecho, más que angustiantes, creo que las encontrarás fascinantes y confío en que esa parte de la formación te resulte divertida y reveladora como lo fue en mi caso. 

Cuando empecé a investigar el concepto de “crear la realidad”, como lo llamé en un comienzo, a principios de los noventa, estaba totalmente entusiasmado con la idea de que tenemos más poder sobre la realidad en la que vivimos del que por lo general creemos. Nunca olvidaré aquella noche reveladora del 26 de diciembre de 1990, cuando un amigo y yo estábamos embelesados ante las maravillas de un papel holográfico que estábamos mirando. Según cómo le daba la luz, reflejaba una gama increíble de colores en tres dimensiones, como si tuviera algún dispositivo electrónico que lo iluminase desde dentro. Recuerdo que estaba boquiabierto ante la idea de que la ciencia hubiera creado aquel asombroso juego de luces, que décadas atrás costado literalmente miles de dólares, pero que hoy en día podía adquirirse por poco dinero en forma de pegatinas, libretas e innumerables baratijas que pueden encontrarse en cualquier gasolinera. 

Justo en aquel instante mental de “todo es posible”, recibí lo que yo llamo “una descarga del Universo”: el momento “ajá” por encima de todos los momentos “ajá”, lo que equivale a decir que todo es energía...
Compartir en Facebook

Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mantente en contacto con nosotros a través de Facebook. Sólo presiona el botón Me gusta