jueves, 31 de agosto de 2017

Cómo hacer una Tesis - Emiliano Goddy


En un sentido estricto, tesis en griego significaba “acción de poner”, lo que más tarde derivó al significado, más acorde con la actualidad, de afirmar una doctrina. Platón empleó esta palabra en un sentido de afirmación, pero Aristóteles la equiparó a axioma, es decir, principio evidente que no se demuestra. Es diferenciable del teorema en que no es evidente y se puede demostrar, y del postulado en que no es evidente ni demostrable. La corriente idealista alemana, encabezada por Hegel, le ha asignado el significado de afirmación de lo que es negado por la antítesis, resultando la síntesis de la negación de la tesis o de la negación de la antítesis.

En términos generales, en un nivel más lato, es una conclusión, una proposición que se mantiene con razonamientos. Más específicamente, “punto de partida propuesto que puede llamarse premisa primera, percepción, intuición sensorial, experiencia y opinión. Filosóficamente a este punto inicial se lo nombra hipótesis, que a su vez da lugar a la antítesis o heterotesis; esto es, el estudio de la tesis o hipótesis mediante el discurso de la razón, su discusión, su análisis y ponderación, tratando de encontrar argumentos ya sea para modificarla o para apoyarla. Por último se llega a la síntesis o sinopsis, que es la aceptación definitiva del punto de partida o su rechazo categórico. El sentido etimológico de la palabra tesis es: voz femenina, del griego thesis, proposición, disertación presentada para doctorarse” (Salvador Mercado). Para Alejandro Ureña, “es una proposición que se
mantiene como razonamientos, con argumentos, hasta llevarla a una conclusión...
Compartir en Facebook


Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF