miércoles, 16 de agosto de 2017

Coaching mágico para convertir a tu rana en príncipe - Jimena Fernández Pinto


Estamos rodeados de historias que alimentan nuestra imaginación y con las que aprendemos a crecer. «Érase una vez…» es una frase que nos transporta a otras realidades que coexisten con nuestro mundo más palpable. Magia y ciencia forman parte del ser humano y, lejos de separarnos, ambas nos unen. Mientras se cree descubrir la ecuación de la felicidad, los componente del cerebro que determinan el amor o las encimas que aumentan nuestra bondad, día a día, seguimos igual de humanos que desde nuestros orígenes; tan frágiles y tan fuertes como hace millones de años. Podemos llegar a la Luna o a Marte, o quitarle el título de planeta a Plutón, mientras convivimos con el misterio de la vida. Resolver los grandes dilemas sólo nos quitaría parte de nuestro brillo estelar.

Es parte de nuestra condición humana que haya muchas preguntas a las que no tenemos respuesta. Casualidades, oportunidades caídas del cielo, desgracias imprevistas… una fuerza mayo que nosotros las mueve. Llevamos siglos tratando de escucharla, quizás tenga algo que aportarnos. La voz que acaricia el misterio nos acompaña y es más antigua que la ciencia. El cuerpo se forma antes que la conciencia. Dejemos que la magia se ocupe de nuestra alma y dejemos a la ciencia el resto. Permitamos que las palabras mágicas nos transporten allí donde nada sabemos. Cerremos los ojos y escuchemos el mundo donde «Érase una vez...»...
Compartir en Facebook


Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF