Esta página es gratuita. Gracias por tu donación


viernes, 7 de julio de 2017

Los Dinosaurios de Sangre Caliente - Adrian Desmond




Aun cuando los primeros restos fósiles de dinosaurios se descubrieron en el siglo XVIII, pasaron casi cien años antes de que los paleontólogos tuvieran una idea aproximada de la clase de animales a que pertenecían tan colosales restos. A medida que el monumental rompecabezas empezaba a tomar forma, surgían nuevos interrogantes cuyas respuestas provisionales chocaban unas veces contra las ideas de la ciencia establecida y otras contra las nuevas teorías científicas que se abrían paso con fuerza, como el evolucionismo darwinista. 

Ya desde un principio quedó claro que se habían requerido dilatadísimos períodos de tiempo para que los dinosaurios se desarrollaran y extinguieran sin que el hombre hubiera tenido posibilidad alguna de conocerlos directamente. Por otra parte, el enorme tamaño de muchas especies y su súbita desaparición sin dejar aparentemente continuadores planteaban serios problemas desde el punto de vista de la evolución. La acumulación de hallazgos, las sucesivas mejoras en los sistemas de datación de los yacimientos en los que se encontraban los fósiles y el espectacular avance de la Anatomía comparada hicieron posible que hacia finales del siglo XIX ya se pudieran hacer reconstrucciones aceptables y se tuviera una idea de la enorme antigüedad de los restos, así como de su parentesco con los reptiles modernos. 

Esta última cuestión, que se tuvo como irrebatible durante varias décadas, presentaba, por cierto, no pocos problemas a los investigadores más rigurosos. Los reptiles son animales de metabolismo exotérmico, es decir, dependen del calor externo para calentar su propio cuerpo, por lo que habitan generalmente en las zonas tropicales o templadas del planeta y no pueden exceder cierta masa corporal, que se considera crítica. ¿Cómo se las arreglaban, pues, cierta  especies de dinosaurios, que sobrepasaban las diez, veinte y hasta treinta toneladas, para calentar al sol una masa tan enorme?...


Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Powered by Jasper Roberts - Blog

Busca tu libro PDF