lunes, 17 de julio de 2017

Levantar la Mano sobre uno Mismo - Jean Améry



Discurso sobre la muerte anunciada. El lector que ya conozca los libros del autor, y concretamente su estudio Sobre el envejecer, del que las consideraciones sobre el problema de la muerte voluntaria que siguen son, en cierto modo, una continuación directa, no necesita ser orientado; ya sabe que el presente volumen no puede contener nada que recuerde ni remotamente a un trabajo científico. Sin embargo, aquel que no esté familiarizado con la obra del autor debe ser honradamente advertido de que a partir de las consideraciones aquí desarrolladas nadie alcanzará los conocimientos que la investigación científica sobre el suicidio, la «suicidología», pretende ofrecer. 

En consecuencia, ni hallará información acerca de en qué país, y por qué justamente en ese país, se suicidan más personas que en otro, ni reunirá con su lectura datos substanciales sobre los procesos (o pre-procesos) anímicos y sociales que acaban conduciendo a la muerte voluntaria. No hallará estadísticas que amplíen sus conocimientos, ni representaciones gráficas que visualicen descubrimientos científicos: el autor no ha esbozado en ningún momento un modelo del suicidio. 

Este texto se sitúa más allá de la psicología y de la sociología; da comienzo allí donde finaliza la suicidología científica. He intentado ver la muerte voluntaria desde el interior de aquellos a los que yo llamo «suicidarios» o «suicidantes», y no desde fuera, desde la óptica del mundo de los vivos o de los supervivientes. ¿Se trata, pues, de una «fenomenología de la muerte voluntaria»? La formulación resulta grandilocuente. Me he despojado de todos los conceptos derivados de la palabra logos y de los términos especializados; lo he hecho por humildad frente a la investigación positiva. También por escepticismo...
Te gustaría compartirlo con tus amigos

Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF