jueves, 20 de julio de 2017

La Fuerza de la Inteligencia - William W. Aktinson



Cada persona posee su propio cura mentativa o cuerpo de radiante energía mentativa, que irradia de ella en todas direcciones. Estas atmósferas mentativas afectan a los seres con los cuales se pone uno en contacto.
Todos conocemos casos de individuos que llevan con ellos una atmósfera de “sentimiento” que afecta a un grupo de personas o a todos los habitantes de una casa. Esta atmósfera puede ser positiva o negativa en su efecto; esto es, estimulante o deprimente. Todas esas cosas se originan en la forma que hemos mencionado.

Cuéntase que Raquel, la famosa actriz francesa, aun cuando no era bella ni de formas ni de rostro, poseía tal encanto personal, que a veces parecía una mujer hermosísima a los ojos del público.
Esto, que muchos denominan “Magnetismo Personal”, para distinguirlo de la fuerza personal, consiste en esa atmósfera mentativa o energía mentativa radiante que induce, en todo lo que cae en su radio de influencia, un sentimiento de emoción o vibración similar.
Te gustaría compartirlo con tus amigos

Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF