viernes, 14 de julio de 2017

Clienting Fidelización de Clientes - Daniel Fernando Peiró



A medida que avanzamos en el tiempo, la tecnología va generando nuevos recursos y posibilidades; y en contraposición con esto, nos vamos dando cuenta cuán importante es el ser humano. Esta afirmación tiene mucho que ver también con el entorno empresario, donde las personas cumplen un rol decisivo respecto al éxito o fracaso de las organizaciones. Más aún hoy, donde los consumidores reivindicaron su derecho a elegir. Estos consumidores son quienes ubicarán en un lugar de privilegio a los bienes y servicios, en función al beneficio que reciban de ellos; exigen calidad, buen precio y una atención muy personalizada.

La pregunta ¿Significan algo los clientes? es, tal vez, un interrogante comprometedor para aquellas empresas que todavía no se dieron cuenta cuál es el objetivo principal o prioritario. Algunos empresarios dirán que el primer objetivo es «ganar» cada vez más dinero, incrementar las ventas y la rentabilidad. Sin embargo, SIN CLIENTES no hay ganancia, ni servicio, ni trabajo, ni crecimiento. Entonces, parece que cuando uno se da cuenta de esto, mira las cosas desde otra perspectiva. Convengamos que si las personas hablan mal de una empresa, es simplemente porque han sido mal tratadas como clientes, o peor aún, «no han sido tratadas”.

Estamos en una nueva era del mercadeo. Se ha trascendido de una faceta cuantitativa a otra cualitativa: Ya no se «cuentan a los compradores que se alcanzan», a través de cualquier medio de comunicación. Ahora, el objetivo es «conseguir al consumidor que vale». Estamos, entonces, en la era de la desmasificación, donde la tecnología y el sentido común han dado un paso adelante, llegando a la mínima unidad de mercado que es el
“consumidor individual”...
Te gustaría compartirlo con tus amigos

Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Powered by Jasper Roberts - Blog

Busca tu libro PDF