domingo, 16 de julio de 2017

Cambia el guión - Carlos Alonso



Ya no existen los trabajos para toda la vida. Las empresas necesitan resultados a corto plazo, y esta nueva forma de entender los negocios hace que las personas se quemen con mayor facilidad, pierdan sus empleos, e incluso, algunos abandonen la profesión. En no pocas ocasiones, este estado de cosas no es culpa de la empresa, sino, por una parte, de las expectativas de cada persona sobre lo que el mundo laboral nos puede ofrecer y, por otra, de la cultura del trabajo que hayamos adquirido. Desde el momento en que se produce una decepción laboral, comienza un proceso en el que puede haber dos tipos de reacciones por parte de quienes la sufren: seguir en el puesto de trabajo como si nada hubiera ocurrido, o buscar soluciones alternativas para recuperar la motivación.

Los que optan por la segunda postura es porque, o pierden más de lo que ganan, o necesitan encontrar un sentido integral a su trabajo. En este proceso influye mucho cómo entendemos la vida, cuáles son nuestras prioridades, obligaciones, etc. En cualquier caso, el obtener respuestas de la manera más objetiva a las posibles preguntas que nos hagamos nos ayudará a interpretar mejor la situación, pues de lo contrario menguará nuestra autoestima, principal activo de las personas para sobreponernos a la adversidad...
Te gustaría compartirlo con tus amigos


Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Powered by Jasper Roberts - Blog

Busca tu libro PDF