jueves, 6 de julio de 2017

Actividades Educativas para niños y niñas de 7 a 11 años




El cuerpo crece y funciona en base a leyes propias y por ello con frecuencia se piensa que una persona no puede influir en los procesos que vive su organismo. Esta idea es sólo parte de la verdad, ya que se ha demostrado que es mucho lo que podemos hacer por la protección de la vida, el desarrollo del cuerpo y el cuidado de nuestra salud. De ahí que cuando se trata del crecimiento de una persona, la primera tarea que ésta debe enfrentar es el desarrollo de su cuerpo, el que influye de manera muy importante en las características de su personalidad. Poco a poco, niños y niñas deben aprender a hacerse responsables de esta tarea.

En un principio, esa responsabilidad se limitará a reconocer su propio cuerpo, a saber escuchar y seguir las indicaciones de los adultos sobre su cuidado y a tomar conciencia del riesgo que implican sus acciones. Progresivamente se ampliará al conocimiento de los procesos que regulan su organismo, a la identificación de las enfermedades que le pueden afectar, a la aceptación de sus posibilidades físicas y a la regulación de sus impulsos y fuerzas. También forman parte del desarrollo del cuerpo el cuidado por su higiene personal y la de su entorno; su alimentación equilibrada en base a todo tipo de alimentos; el buen uso del tiempo y de las horas de descanso; la práctica deportiva, la participación en actividades recreativas y la vida al aire libre...


Reportar link si no funciona

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busca tu libro PDF