jueves, 16 de febrero de 2017

Camino de perdición - Luis Mateo Díaz

Era un diamante sucio. El destello surgía al pie del agua, cerca de la corriente que parecía una coraza líquida que alguien hubiese abandonado. Sebastián Odollo tuvo la percepción de una señal que rayaba su mirada, que le hacía parpadear molesto, incapaz todavía de dirimir si se trataba de un residuo del sueño o de la lumbre primitiva de la mañana. El destello contenía un verdor ceniciento que contrastaba con el plateado fulgor de la coraza inmóvil. Delimitaba la orilla de las aguas: la aspereza de los guijarros sobre los que descansaba la mano tendida de Sebastián, de esa franja reducida de arena que orientaba la línea del río.

Supo que era una señal que marcaba la inquietud de todo lo que había sucedido, de todo lo que venía sucediendo, en las jornadas aciagas de la ruta porque, al primer atisbo de consciencia, el destello se concretó en la llamada alarmante del faro que, desde tierra firme, avisa de la situación para auspiciar el rescate. Sebastián Odollo intentaba orientarse y sentía, aún difusa, la necesidad de que alguien le echara una mano. Iba a hacer un esfuerzo para incorporarse pero no le era posible. La sensación de que su cuerpo caído pesaba como plomo se compaginaba en un instante con la impresión de que todos sus miembros estaban vacíos y el viento podría arrastrarlo. El diamante tenía muy afiladas las aristas y los diminutos destellos que crecían alrededor, cada vez más numerosos, se diseminaban propiciados por un bosquecillo de esquirlas, y contribuían a que Sebastián parpadeara cada vez con mayor molestia...

Descargar Camino de perdición - Luis Mateo Díaz en pdf gratis


Reportar link si está roto
Powered by Jasper Roberts - Blog

Busca tu libro PDF