martes, 29 de noviembre de 2016

Boda para dos - Melanie Milburne

–Señor Sabbatini, hay afuera una tal Jade Sommerville que desea verle –dijo Gina, la secretaria de Nic, dejándole el café en la mesa como todas las mañanas–. Dijo que no se marcharía hasta que no consiguiera hablar con usted. Nic permaneció impasible, como si no la hubiera escuchado, mirando la lista de propiedades inmobiliarias que tenía en la pantalla del ordenador. –Dígale que concierte una cita previa como todo el mundo –dijo al fin sonriendo, imaginándose a Jade paseando impaciente, de arriba abajo, por la sala de recepción. Así solía ella hacer las cosas, sin encomendarse a nadie. Habría tomado de repente un avión con destino a Roma y se había presentado allí, sin previo aviso, dispuesta a hacer su santa voluntad sin preocuparle en absoluto los demás...



Reportar link si está roto

Busca tu libro PDF