lunes, 7 de agosto de 2017

Cautiva del italiano - Lynne Graham



Sergio Torenti entró en el palacio Azzarini por primera vez en diez años. El palacio, una espléndida mansión situada en las colinas de la Toscana, era tan famoso por su grandiosa arquitectura palatina como por la producción del legendario vino Azzarini, artífice de un imperio de viñedos situados por todo el mundo. Por desgracia, los recientes reveses financieros se habían cobrado su precio: la deslumbrante colección de tesoros que una vez habían llenado la mansión había desaparecido y su grandeza empezaba a desvanecerse. Pero a partir de ese momento le pertenecía a Sergio. En su totalidad. Cada piedra y cada metro de productiva tierra, y él era lo bastante rico como para dar marcha atrás al reloj y remediar ese abandono...
Compartir en Facebook

Reportar link si no funciona

Busca tu libro PDF