Busca tu libro...

martes, 22 de marzo de 2016

Economía y Filosofía - Mario Bunge

La crisis económica mundial no ha amainado en el curso de los tres años transcurridos desde que apareció la primera edición de este libro. En particular, las economías de los países en vías de desarrollo (valga el eufemismo) han seguido decayendo: su deuda exterior ha aumentado al punto de que en muchos casos se ha vuelto impagable, y los precios de sus productos de exportación han continuado bajando t.

Se dirá que hubo dos excepciones: Japón y los EE.UU. Es verdad que la economía japonesa ha escapado casi incólume, gracias a que: a) está regulada por el gobierno, b) ha adoptado un régimen de participación en las ganancias, c) ha seguido elevando su nivel técnico, y d) practica el proteccionismo al mismo tiempo que invade el mercado mundial con productos de alta calidad a buen precio. Pero hay señalesd e que los socios económicos del Japón no seguirán tolerando esta relación asimétrica.

En cuanto a la economía norteamericana, es verdad que se recuperó en 1983. Pero el precio de esta recuperación temporal ha sido un aumento enorme de la deuda exterior y de la deuda fiscal. La economía norteamericana se ha repuesto no sólo gracias a una política de reconversión industrial que está restringiendo los sectores tradicionales. sino también a las enormes inversiones extranjeras atraídas por la estabilidad sociopolítica y las altas tasas de interés.