Busca tu libro PDF

domingo, 27 de marzo de 2016

Antropología Práctica - Immanuel Kant

Ciertamente, Kant no podría haber aconsejado compatibilizar la lectura de su Crítica de la razón pura con cualquier otro tipo de actividad, cosa que sí hace con su Antropología. Parodiando uno de los títulos del marqués de Sade merced a este fragmento de la Menschenkunde, podríamos decir que Kant pone aquí la philosophie au boudoir. Con su antropología Kant nos ofrece una especie de Fenomenología (que no Crítica) de la razón pragmática, en donde nada se desprecia tras el objetivo de llegar a conocer mejor al hombre. Una tarea cuyas dificultades él mismo se molesta en señalar al principio de sus cursos, representando el principal escollo esa sospecha «de no encontrar algo demasiado halagüeño al practicar esa bajada hacia los infiernos que representa el conocimiento de uno mismo» l.

Y es que para Kant, según dejará escrito en su Metafísica de las costumbres: El primer dictado de todos ios deberes para consigo mismo es el examinarse y conocerse a uno mismo, no conforme a tu perfección física, sino de acuerdo con tu perfección moral; el indagar si las relaciones entre tu deber y tu corazón son buenas o malas, si las fuentes de tus acciones vienen siendo las convenientes o no. El au~ toconocimiento moral, que requiere la difícil tarea de sondear las profundidades del corazón, es el comienzo de toda sabiduría humana. Sólo el descenso a los infiernos del conocimiento propio desbroza nuestro camino hacia la divinización...