Busca tu libro...

lunes, 31 de agosto de 2015

Antes de la Conciencia - Sri Nisargadatta Maharaj

De una manera el núcleo de la enseñanza de Sri Nisargadatta Maharaj es fácil de entender, y extremadamente difícil de otra. Es fácil si nosotros queremos ser completamente honestos con nosotros mismos, si queremos observar los conceptos de otros con los cuales hemos construido nuestras propias prisiones. Investigar el propio sí mismo de uno puede ser extremadamente difícil, debido a que estamos muy apegados a nuestros conceptos ¾nosotros no queremos abandonarlos. Pero si el deseo de CONOCER es un deseo ardiente, entonces nos pondremos en marcha. Nosotros sólo podemos saber quién o qué somos por experiencia personal, no por libros o por otros.

Maharaj nos empujaba a descubrir lo que este «yo» es. Era como un cirujano con un afilado escalpelo, cortando todas las cosas inesenciales. Sus preguntas a menudo le dejaban a uno «fuera de juego», sin saber lo que decir. Sus respuestas nunca eran lo que se esperaba. No permitía ninguna cita de escrituras ¾solo la experiencia personal¾ y podía encolerizarse completamente respecto a esto. Una vez en que alguien citó a Dakshinamurti, una deidad hindú, Maharaj respondió: «¡Cuelgue a Dakshinamurti! ¿Qué hay sobre usted? ¿Cuál es su experiencia?».

La mayor parte de nosotros nos identificamos a nosotros mismos con el cuerpomente, de modo que Maharaj insistía en que descubriéramos lo que este cuerpomente es. ¿No vino del esperma del padre y del óvulo de la madre? El cuerpo es entonces un producto del alimento consumido y es sostenido por el alimento, el cual es la esencia de los cinco elementos. ¿Podemos nosotros ser esto? Sin la consciencia el cuerpo es un material muerto. Cuando la consciencia deja el cuerpo no hay ningún individuo, ningún mundo, y ningún Dios. La consciencia solo puede ser consciente de sí misma cuando se ha manifestado en una forma física. La consciencia está latente en cada grano de alimento, en todos los cinco elementos ¾es universal, no personal, omnipenetrante.


Tamaño: 643 KB
Páginas: |212|

Fundamentos de la Meditación Vipassana - Mahasi Mayadaw

Hoy en día la meditación vipassanā no requiere una introducción especial. Todo el mundo dice que es buena. Veinte años atrás la situación era muy diferente. La gente pensaba que vipassanā era para bhikkhus y ascetas, no para ellos. No fue fácil cuando comenzamos a enseñar vipassanā. La situación ha cambiado hoy en día. En la actualidad la gente insiste que demos conferencias sobre vipassanā. Sin embargo, cuando comenzamos con los elementos básicos, parecen incapaces de apreciarlos. Inclusive algunos se levantan y se marchan. Uno no debería culparlos, pues no han tenido la preparación en meditación para poder comprender.


Algunas personas piensan que tranquilidad (samatha) es introspección (vipassanā). Otros hablan de la meditación de introspección como si no hubiera diferencia alguna con la meditación de tranquilidad. La meditación vipassanā enseñada por algunos, a pesar de su lenguaje atractivo, es simplemente imposible de practicar; a los oyentes se les deja confundidos. Para el beneficio de estas personas voy a exponer los fundamentos de la meditación vipassanā.


Tamaño: 529 KB
Páginas: |63|

domingo, 30 de agosto de 2015

Aprenda a Meditar - Eric Harrison

La gente a menudo me pregunta «¿Cómo es la meditación? ¿Cómo se hace?». Permítanme contestar a estas preguntas con un ejemplo. En Perth, mientras escribo este libro, estamos en primavera. Es la estación más húmeda de los últimos veinte años y las flores silvestres son sensacionales. Mi «patio trasero» es Kings Park, 160 hectáreas de vegetación entre mi casa en Subiaco y el río Swan. Me escapo a ese lugar al menos una vez al día. Entro en el parque con la cabeza llena de ideas, escribiendo mentalmente este libro mientras voy caminando, pero el paisaje es demasiado bello para ignorarlo. Loros multicolores se alimentan de flores salvajes, el aire es rico en aromas y el sol de la tarde brilla sobre la blanca corteza de los árboles gutíferos. Las flores silvestres son muy seductoras y al igual que los bebés y los gatos, reclaman nuestra atención.

Enseguida me encuentro examinando un arbusto todo florecido. Algunas flores están completamente abiertas, otras están semicerradas. También hay flores marchitas que se están secando, pero todas son perfectas. Una hormiga recorre el tallo de una flor y los hilos de seda de una telaraña rota apenas se mueven en el aire. Las ideas y preocupaciones con las que entré al parque han desaparecido. Me encuentro en un tiempo y un espacio diferentes.

Esto es la meditación, un estado en el que el cuerpo está relajado, la mente está tranquila y vivimos las sensaciones del momento. Todos conocemos momentos así, porque suceden todos los días. A todos nos pasa cuando las condiciones son adecuadas: tal vez cuando estamos acariciando a un gato, o escuchando música, o disfrutando de una taza de té. Sin embargo, cuando las condiciones no son las adecuadas, podemos atravesar el parque sin tener conciencia de otra cosa que no sean nuestras ideas, preocupaciones y obsesiones. Esos tranquilos momentos no siempre aparecen con facilidad; lo más frecuente es que lo hagan cuando algo nos llama la atención. Es en esos momentos cuando la mente está concentrada y no va de una cosa a la otra. Concentrar la mente es el secreto de la meditación.

Meditamos concentrándonos en algo, que se transforma en nuestro objeto de meditación. Cualquier cosa sirve, pero lo más corriente es que las personas mediten sobre la respiración, una misma palabra repetida, una flor o una imagen mental. Hacemos un ligero examen que nos ayuda a distanciarnos de nuestros pensamientos.

Esto es algo que se puede hacer fácilmente durante unos pocos segundos, pero la mente enseguida quiere más diversión y empieza a pensar otra vez. El reto consiste en dejar que los pensamientos vayan y vuelvan al objeto, una y otra y otra vez. Cada vez que dejamos de lado un pensamiento, la mente se siente más libre. Cuando intentamos meditar, el mundo no desaparece y nosotros no nos sumergimos en el olvido. Algunos pensamientos siguen apareciendo, un dolor de cabeza puede permanecer y los ruidos nos pueden distraer. De todos modos, poco a poco se vuelven menos molestos y nos sentimos más cómodos.

La meditación es mucho más que una técnica de relajación; también sirve para aclarar la mente y mantenerse alerta. Nos volvemos más sensibles hacia nuestros propios sentimientos y los detalles del mundo que nos rodea. A esta capacidad mental la llamamos «conciencia». Es lo que distingue a una persona que medita de otra que simplemente está relajada.


Tamaño: 523 KB
Páginas: |48|

sábado, 29 de agosto de 2015

El camino de la autodependencia - Jorge Bucay

El camino de la autodependencia es el primer libro de una serie de cuatro con los que el autor nos guía por nuestro camino interior. Con un estilo claro y ameno nos explica por qué no existe la auténtica independencia y por qué la dependencia no nos permite formarnos como individuos. Por lo tanto nos propone El camino de la autodependencia, un primer trayecto por conquistar, un punto de partida necesario que nos permitirá alcanzar la autorrealización, el éxito, la felicidad, o como quiera que cada uno decida llamar a aquello que constituye nuestro único y más grande desafío.

La Esencia del Zen - Thomas Cleary

El Zen es la esencia del Budismo, y la libertad, a su vez, constituye el núcleo esencial del Zen. Su objetivo, sea cual fuere el nivel al que lo consideremos, consiste única y exclusivamente, en liberar todo el potencial oculto de la mente humana. El maestro chino Ying-an dijo:”El Zen vivo es el atajo más directo para alcanzar la iluminación sin realizar esfuerzo alguno dondequiera que te encuentres”.

El Zen no nos habla de una libertad remota sino, por el contrario, de una libertad que se halla plenamente inmersa en el mundo. Su práctica no requiere ningún requisito especial sino que puede ser llevada a cabo de manera directa y natural en medio de nuestras actividades y ocupaciones cotidianas. Como dijo Dahui, otro gran maestro chino:”Para alcanzar la iluminación no es necesario abandonar la familia, dejar el trabajo, hacerse vegetariano, convertirse en un asceta o retirarse a un lugar solitario”.

No obstante, la libertad del Zen, aunque pueda manifestarse en este mundo, no pertenece a él. No se trata del mismo tipo de libertad que pueda instaurar o garantizar un determinado sistema político o social. Una libertad otorgada puede también ser abolida y el Zen, en cambio, aspira a una libertad que no puede ser revocada ni arrebatada, a una libertad que no puede ser impuesta desde el exterior, sino que brota de lo más profundo de nuestro ser.


Tamaño: 570 KB
Páginas: |103|

jueves, 27 de agosto de 2015

El Corazón de las Enseñanzas de Buda - Thich Nhat Hanh

Tu sufrimiento y el mío son la condición básica para entrar en el corazón de buda y para que buda pueda entrar en nuestro corazón.


Buda decía una y otra vez: “Solo enseño el sufrimiento y como transformarlo”.

El sufrimiento es el medio que Buda utilizó para liberarse y es también el medio por el cual podemos liberarnos. No hay que esperar hasta no tener nada de sufrimiento para tratar de ser feliz. Cuando un árbol del jardín se enferma debes cuidarlo, pero no pases por alto los árboles sanos.

Si alguna vez experimentaste el hambre, sabes que un plato de comida es un milagro. Si sufriste frío conoces el valor del calor. Si has sufrido sabes como apreciar los paradisíacos elementos que están presentes. Si sólo te fijas en tu sufrimiento perderás el paraíso. No ignores tu sufrimiento, pero no te olvides de disfrutar de las maravillas de la vida, en beneficio tuyo y en el de todos los seres. (-Es necesario conocer la oscuridad para apreciar la luz- - Es el contraste lo que hace interesante a la vida-).

Sin sufrimiento: no puedes crecer, no puedes alcanzar la paz y la alegría que mereces. No debes huir del sufrimiento. Abrázalo y aprécialo.

Con comprensión y compasión serás capaz de curar las heridas de tu corazón y las del mundo. Buda llamo al sufrimiento la Santa Verdad, porque nuestro sufrimiento tiene la capacidad de mostrarnos la senda de la liberación. Abraza tu sufrimiento y deja que te revele el camino hacia la Paz.


Tamaño: 521 KB
Páginas: |73|

Zen Para la Vida Diaria y los Negocios - Mariano Merino

Decimos que existimos. ¿Cuándo sabemos que existimos? ¿Cuándo pensamos? ¿Cuándo escuchamos los latidos de nuestro corazón? ¿Cuándo despertamos en las mañanas? Esos signos nos indican que estamos vivos pero no que existimos. Ese es el gran drama de nuestra especie humana en los tiempos que corren: confunde el vivir con el existir. Una gran parte de la humanidad cree que vive y existe porque respira, pero ¿cuántos de ellos realmente existen? ¿Cuántos son, del verbo ser? Los animales del campo viven, respiran, pero ¿existen? No. Para existir hay que estar consciente de uno mismo, hay que saberse reconocer, hay que saber ser. Si respiras y te miras al espejo, y no te identificas con la imagen que ves, no existes; sólo vives.

Para eso escribí este libro, para que juntos aprendamos a existir. No pretende ser un tratado; sólo son algunos consejos y orientaciones que nacen de lo que he aprendido y vivido, y de lo que he observado de la vida de los demás. Es una guía al estudio del zen, no es un libro de zen. Es una introducción al estudio de mirar y vivir la vita tal cual es. ¿Cómo es eso? ¿Qué es, entonces, la vida que vivimos? En un inmenso porcentaje de los casos, la vida que vivimos no es la que quisimos vivir; es la vida que nos impusieron. Quisimos ser maestros o músicos y terminamos siendo médicos, porque nuestros padres o las circunstancias nos lo exigieron.

Quisimos ser libres como pájaros y volar por el mundo y terminamos encarcelados, llenos de obligaciones y defendiendo posesiones y atendiendo un trabajo aburrido. No vivimos vidas propias, vivimos vidas ajenas. Con este libro queremos crear consciencia de esta realidad y dar las indicaciones básicas para detenernos y retomar nuestro verdadero camino.


Tamaño: 504 KB
Páginas: |71|

Guía fácil de Meditación - Mariano Merino

Vivimos corriendo y no sabemos por qué ni para adonde. Nuestra mente, que es la que nos hace correr, está desquiciada, loca, y nos arrastra con su locura provocando desajustes en todos nuestros sistemas vitales y emocionales. Estamos todos estresados y enfermándonos de cualquier cosa porque nuestro sistema inmunológico está disminuido. Este libro pretende ayudarlo a aquietar su mente, porque si no la aquieta terminará pagándolo con su salud y hasta con su vida. Y eso es malo para los negocios.


El enfoque de este libro es el Zen, filosofía y disciplina que venimos estudiando y practicando desde hace años, aquí y en el extranjero. El Zen es la escuela japonesa del budismo cuyo objetivo es enseñarnos a vivir el presente, mirar la esencia de las cosas y de la realidad, y lograr una mente serena, objetiva, poderosa, que nos permita recorrer nuestro camino (cualquiera sea) y ser felices. El objetivo de la vida no es la estación terminal sino el camino.

Los conceptos del Zen son la semilla de las ideas de la Calidad en la gestión, de los movimientos del arte minimalista, y se están transformando en la herramienta principal del éxito de emprendedores, artistas, escritores, artesanos, personas en general que buscan darle un sentido a su vida más allá de los condicionamientos sociales y de las creencias.


Tamaño: 417 KB
Páginas: |26|

martes, 25 de agosto de 2015

Adiestrar la Mente - Dalai Lama

El texto básico de esta enseñanza de Su Santidad el Dalai Lama se escribió hace ochocientos años, poco después de que el maestro indio Yowo ye o Atisha Dipamkara introdujera en Tíbet la escuela kadampa. La tradición kadampa influyó profundamente en todas las otras tradiciones de práctica espiritual que por aquel entonces existían en la Tierra de las Nieves. De la escuela kadampa emergió la secta guelugpa. 

La mayor contribución de la escuela kadampa fue el énfasis en tres cosas: sostener la visión filosófica correcta, observar los principios de conducta moral y aproximarse correctamente a la práctica contemplativa. Los reformadores kadampas hicieron también hincapié en la importancia de una clara comprensión de la moralidad y de los tres votos (dom sum) de la vida monástica, de los seguidores del camino del bodisatva y de los practicantes del vajrayana. La mayor parte de las cuestiones principales que todavía se debaten en el budismo tibetano aparecieron en tiempos de la emergencia de la orden kadampa.

Con la tradición kadampa nacieron tres sub-tradiciones principales: (1) los seguidores de los seis textos (shungpa); (2) los exponentes de las prácticas sútricas, como el adiestramiento mental (damngakpa); y (3) los maestros de las enseñanzas tántricas especializadas (mengakpa). La literatura sobre el adiestramiento mental (loyong) pertenece a la segunda sub-tradición.


Las enseñanzas de loyong eran compendios sucintos adecuados para la memorización y contemplación de los puntos esenciales más profundos del budismo. El gueshe Langri Tangpa (1054-1123), uno de los discípulos directos de Dromtonpa, que era el discípulo principal de Atisha, resumió la enseñanza extremadamente profunda en sólo ocho versos, que aquí se presentan como Ocho Versos para Adiestrar la Mente. Nacido en una familia nómada del Tíbet Central, el gueshe Langri Tangpa alcanzó durante su vida los profundos logros del camino espiritual. Todo Tíbet conocía los versos de Langri Tangpa, pero la comprensión más profunda de los mismos y el modo de emplearlos para la transformación espiritual sólo se los transmitió a su discípulo principal, Sharawa (1070-1141).


Tamaño: 391 KB
Páginas: |40|

Los Fundamentos del Budismo - Helena Roerich

El Gran Gautama le dio al mundo una Enseñanza completa de perfecta construcción de vida. Cualquier intento de convertir en dios a este revolucionario es un absurdo. Anteriormente a Gautama hubo, por supuesto, toda una sucesión de aquellos que albergaron el bienestar común, mas sus enseñanzas se desmoronaron con el correr de los siglos. En consecuencia, la Enseñanza de Gautama debería ser aceptada como la primera enseñanza sobre las leyes de la materia y la evolución del mundo.

La comprensión contemporánea de la comunidad permite que exista un puente maravilloso desde Gautama Buda hasta la época presente. Nosotros no decimos esto para ensalzar, tampoco lo decimos para rebajar, sino como un hecho evidente e inmutable. La ley del arrojo, la ley de la renuncia a la propiedad, la ley de la evaluación del trabajo, la ley de la dignidad de la personalidad humana - más allá de castas y distinciones exteriores, la ley del verdadero conocimiento, la ley del amor basado en el conocimiento de uno mismo, hace de los Mandamientos de los Maestros un arco iris continuado de júbilo de la humanidad.

Construyamos los fundamentos del Budismo en sus mandamientos manifiestos. La Enseñanza sencilla, que iguala en belleza al Cosmos, disipará cualquier sugerencia de idolatría, indigna del Gran Maestro de los hombres. El conocimiento fue el sendero que señalaron todos los grandes Maestros. El conocimiento permitirá un acercamiento libre y vital a la gran Enseñanza, así como vitalmente real es la Materia misma.

Nosotros no introduciremos las últimas complejidades; nosotros hablaremos brevemente acerca de aquellos fundamentos que no pueden ser negados.

¡Alegría a todos los pueblos! ¡Alegría a todos aquellos que trabajan! 


Tamaño: 354 KB
Páginas: |59|

lunes, 24 de agosto de 2015

Los Negocios de Buda - Mariano Merino

En esta vida, todos nos hemos dedicado y nos dedicamos a los negocios. El Budha Shakyamuni no fue la excepción. Su negocio fue hacernos mejores, como personas y como humanidad entera. Su negocio fue hacer que nuestros negocios fueran exitosos.

En los tiempos actuales se esta dando un fenómeno, que si no fuera por algunos hechos extraordinarios y otros desgraciados, no llegaría al conocimiento del colectivo. Uno de ellos fue la muerte del destacado empresario estadounidense Steve Jobs, cofundador de Apple Computer y padre de los paradigmáticos productos de esa compañía, como el computador de mesa MacIntosh, el Ipod, Ipad, y muchos otros. El hecho extraordinario fue conocer que Jobs estudiaba y practicaba el zen, y tenia un asesor personal en ese enfoque de vida. 

¿Puede ser budista un empresario? Ya habíamos sabido de artistas budistas, como Richard Gere, pero en el caso de los artistas es hasta comprensible porque siempre han sido gente rara, en permanente busqueda de la novedad y lo exotico. ¿Pero un empresario? Después nos enteramos que existían monjes budistas empresarios, como el fundador y CEO de la principal empresa de tecnologia Kyocera, Kazuo Inamori. Y asi se fue ampliando la lista. Escritores de la talla de Jorge Luis Borges o el poeta español García Lorca o el padre de la física moderna Albert Einstein y muchos otros científicos también fueron admiradores de las enseñanzas budistas. Además, se comenzó a conocer de la práctica casi masiva de las herramientas budistas como la Meditación, o del uso en las empresas de técnicas milenarias emparentadas con el budismo como el Yoga.

Lo inusual fue que no eran practicadas en ambientes intelectuales o artísticos sino en fábricas, bancos, instituciones financieras. Todo esto genero la pregunta obvia, ¿qué tiene el zen que atrae a las masas intelectuales y sobretodo empresariales? ¿Qué contiene que hace que un hombre pragmático como un Steve Jobs o un banquero sigan sus enseñanzas o practiquen sus técnicas? La respuesta a esa pregunta es lo que queremos dilucidar en este libro. 

Tamaño: 268KB
Páginas: 41

Exítala con Humor - Bobby Río & Rob Judge

No era mentira… Las mujeres aman a los hombres que pueden hacerlas reír. Seguramente esto tampoco sea un secreto para ti, ya que la mayoría de las encuestas suelen considerar al humor como la cualidad MÁS atractiva que una mujer busca en un hombre.

Sin embargo, lo que puede que no sepas es que CUALQUER hombre puede hacer reír a las mujeres. Y me refiero a CUALQUIER hombre. Esto no significa que todos los hombres son comediantes - o siquiera graciosos. No necesitas bromas o crear frases clave para que las mujeres se rían hasta que se le salgan los pantalones (bastante literalmente).

Antes de que si quiera podamos indagar en este curso, primero DEBES entender que la “comedia” – como posiblemente la conozcas – es algo casi completamente diferente a cultivar la habilidad para “hacer reír a las mujeres”. Esta es la razón:

• La comedia requiere escenarios, frases clave y giros muy creativos y el desarrollo de un personaje.

• Hacer reír a las mujeres requiere crear tensión, presionar sus “botones emocionales”, e imprevisibilidad


Tamaño: 5.2 MB

Tito Andrónico - William Shakespeare

Tito Andrónico (cuyo titúlo original es Titus Andronicus), es una tragedia escrita por el dramaturgo inglés William Shakespeareen 1593 y representada por vez primera en el teatro londinense de La Rosa en enero de 1594, aunque existen distintas opiniones sobre la autoría y fecha del texto. Algunos autores han apuntado la posibilidad de que Shakespeare sólo retocara la obra, originalmente escrita por George Peele.

La obra se ambienta en los últimos años del Imperio Romano y narra la historia de un personaje fictio, Tito Andrónico, legado (general) del ejército romano y de Tamora, reina de los godos. Es la obra más sangrienta y violenta del autor, y si bien fue popular en el momento en el que se estrenó, se la criticó durante la época victoriana por ser excesivamente violenta.

La Ilíada - Homero

La Ilíada (en griego antiguo Ἰλιάς: Iliás; en griego moderno Ιλιάδα: Iliáda) es una epopeya griega y el poema más antiguo escrito de la literatura europea. Se atribuye tradicionalmente a Homero. Compuesta en hexámetros dactílicos, consta de 15.693 versos (divididos por los editores, ya en la antigüedad, en 24 cantos o rapsodias) y su trama radica en la cólera de Aquiles (μῆνις,mênis).1 Narra los acontecimientos ocurridos durante 51 días en el décimo y último año de la guerra de Troya. El título de la obra deriva del nombre griego de Troya, Ιlión.

domingo, 16 de agosto de 2015

La Ley 50 - Robert Greene

En un principio el miedo fue una emoción simple y básica del animal humano. Frente a algo sobrecogedor —la amenaza de muerte inminente en forma de guerras, plagas y desastres naturales—, sentíamos miedo. Como en los demás animales, en nosotros esta emoción cumplía un papel protector: nos permitía advertir un peligro y alejarnos a tiempo de él. Pero en nuestro caso también servía para algo positivo: recordar la fuente de esa amenaza y protegernos mejor la próxima vez. La civilización se derivó de esta aptitud para prever y prevenir los peligros del entorno. También fue por miedo que desarrollamos la religión y varios sistemas de creencias, para darnos consuelo. El miedo es la emoción más fuerte y antigua conocida por el ser humano, algo profundamente inscrito en nuestro sistema nervioso y nuestro subconsciente.

Pero al paso del tiempo sucedió algo extraño. El terror que enfrentábamos perdió intensidad al aumentar nuestro control sobre el entorno. Sin embargo, en lugar de que nuestros temores disminuyeran, se multiplicaron. Empezó a preocuparnos nuestro prestigio social: si los demás nos estimaban, o cómo encajábamos en el grupo. Nos inquietaba nuestro sustento, el futuro de nuestra familia e hijos, nuestra salud y el proceso de envejecimiento. Pasamos de sentir un miedo simple e intenso por algo imponente y real a desarrollar una especie de ansiedad generalizada. Fue como si nuestros miles de años de temor a la naturaleza no pudieran desaparecer; necesitábamos algo, así fuera pequeño o inverosímil, hacia donde dirigir nuestra ansiedad. 


Posdata: te amo - Cecelia Ahern

Holly hundió la nariz en el suéter azul de algodón y un olor familiar la golpeó de inmediato: un abrumador desconsuelo le cerró el estómago y le partió el corazón. Le subió un hormigueo por el cogote y un nudo en la garganta amenazó con asfixiarla. Le entró el pánico. Aparte del leve murmullo del frigorífico y de los ocasionales gemidos de las tuberías, en la casa reinaba el silencio. Estaba sola. Tuvo una arcada de bilis y corrió al cuarto de baño, donde cayó de rodillas ante el retrete.

Gerry se había ido y jamás regresaría. Ésa era la realidad. Nunca volvería a acariciar la suavidad de su pelo, a intercambiar en secreto

lunes, 10 de agosto de 2015

El Rey de Amarillo - Robert W. Chambers

“Los relatos de El Rey de Amarillo han sido muy importantes en el desarrollo de la literatura fantástica norteamericana. Todos los principales escritores del periodo de surgimiento del pulp parecen haberlo conocido. Su influencia se extiende casi mundialmente, aún cuando durante muchos años el libro estuviera agotado. De él se extraen nuevos temas, se imitan y reciclan relatos, y -lo más importante de todo- los nuevos conceptos de horror metafísico son retomados por una hueste de escritores cansados de los fantasmas y fenómenos ocultistas, y desconformes con el misticismo o la investigación psicológica. En verdad, se puede señalar a El Rey de Amarillo como uno de los más importantes libros de ficción sobrenatural norteamericana entre Poe y los modernos. 

Mi Exnovia - Fabio Fusaro

—Vos tenes que poner un aviso en el diario que diga: "Recupere a su ex novia" —me dijo un día mi hermano. Hernán, cuatro años menor que yo, siempre me había visto como una especie de gurú en el tema "consejos sobre mujeres". Para él era una gran ventaja tener un hermano mayor. Alguien que pudiera decirle, por ejemplo, que había sido un error arreglar  con una chica para que fuera ella la que llamara, porque se quedaría tranquila sabiendo que cuando ella quisiera levantaría el tubo y llamaría. En cambio, si era él quien había dicho que llamaría, la que iba a estar pendiente del teléfono iba a ser ella. O, como en otra oportunidad, cuando la novia de turno de mi hermano estaba agrandada y le daba poca bola, mi consejo fue que directamente le dijera que quería cortar. Ante su mirada de sorpresa le expliqué que si ella realmente estaba en otra iba a aceptar sin más su decisión. En ese caso no tendría sentido seguir con una mina a la que ya no le interesaba estar con él. Y si sólo se estaba haciendo la estrella, con su gesto ella iba a reaccionar, trataría de convencerlo de que no la dejara y asunto solucionado.

Esos consejos aparentemente elementales eran para Hernán como una especie de recetas mágicas que hacían que todo funcionara. Es que cuando uno ve los problemas desde afuera, los ve con la cabeza fría. Por otro lado, para mí era una satisfacción poder evitarle un dolor de cabeza, o más bien de corazón. Además, yo sabía perfectamente lo que se siente en esos casos: ese nudo en el pecho, esa falta de voluntad para hacer cualquier cosa, esa necesidad de que la mina te abrace llorando y te diga cuánto te quiere.

Y lo que yo sentí en algunas oportunidades no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Esos sentimientos de abandono, de engaño, de frustración, de angustia y de impotencia frente a determinadas situaciones amorosas eran sin duda la verdadera razón por la cual me nacía esa vocación de ayudar... 

Puedes conocer más de este autor en: fabiofusaro.blogspot.com

Mi Planta de Naranja Lima - José Mauro de Vasconcelos

Narra la historia de un niño extraño llamado Zezé, que a sus cinco años siente lo que significa ser pobre. Él y su familia se mudan de vivienda por motivos económicos y cerca de esa casa, en una zanja encuentra un pequeño árbol de naranjo y lo bautiza como «Minguito» o «Xururuca» y con él comparte sus experiencias y lo hace su amigo imaginario. En su imaginación, Xururuca es un ser fantástico que puede imitar a varios personajes de cine, hablar, correr e incluso transformarse en pony y cabalgar.

Zezé vive con su papá (quien perdiera su empleo por una discusión con el gerente de la fábrica instalada en su pueblo), su mamá (de quien siente orgullo por ser «hija de indios» y quien trabaja en un telar), y sus hermanos: Jandira (la mayor), Lalá (quien se emplea como obrera en la misma fábrica que estuviera su padre, para ayudar a la familia), Gloria (quien lo defiende de los maltratos que recibe de parte de sus padres y demás hermanos), Antonio o "Totoca" (el mayor de los varones, que siempre busca sacar ventaja en todo) y Luis (el más chico de la familia, a quien cariñosamente Zezé llama "El Rey Luis"). También está la abuela Dindinha y el tío Edmundo quien le enseña muchas cosas culturales y que siempre se refiere a Zezé como un «niño precoz», pues aprendió a los cinco años a leer sin ayuda alguna. Dicho motivo es excusa para llevarlo al colegio aumentándole falazmente la edad a seis. Ahí conoce a Cecilia Paim, su maestra.

Zezé y otros niños juegan al «murciélago», que consiste en trepar en la parte trasera de un coche y pasear gratis por la ciudad; nadie se anima a trepar en el carro de Manuel Valadares un gordito de carácter fuerte. Zezé se atreve pero es sorprendido y castigado por éste. Al pasar los días Zezé, por querer coger guayaberas cae en una zanja y se corta el pie con un vidrio y es auxiliado por Gloria. Al día siguiente, cuando va al colegio es visto por Manuel y se compadece de la herida del niño, lo lleva a la farmacia y lo hace curar, ése será el inicio de una tierna amistad y el amor filial crecerá entre ambos, pero esa amistad será interrumpida por el El Mangaratiba, ferrocarril de la ciudad. Con la muerte de «Portuga», así le llamaban a Manuel, y de Minguito, Zezé maduró precozmente.


sábado, 8 de agosto de 2015

Mi novia Manual de Instrucciones - Fabio Fusaro

Te dejó tu novia.
La única que te importa en la vida.
Sentís que nunca vas a encontrar otra como ella. Es más, no te interesa encontrar otra.
Todavía no lo podés creer.
No sabés como hacer para seguir viviendo.
El dolor es insoportable.
Pensás que no puede ser que se haya olvidado de todo lo que te dijo, de todo lo que te prometió, y eso sólo ayuda a que te sientas peor.
¿Imaginarla con otro? Ni hablar.
No tenés ganas de comer, ni de salir, imposible concentrarse en estudiar, difícil trabajar.
No podés pensar en nada que nos sea en verla, en hablarle, en convencerla, en recordarle que te ama y que la amás, y que la única manera de vivir es estar juntos.

Sólo querés llamarla por teléfono o ir a buscarla, y que ella te abrace llorando y te diga que fue todo una equivocación, que te quiere como siempre, que la perdones, que nunca más va a pasar, que no puede vivir sin vos, que estos días en los que no estuvo cerca tuyo fueron un infierno, que se la pasó llorando todo el tiempo y que las a-migas no sabían como hacer para consolarla.
Y vos decirle: Sí, mi amor, a mí me pasó lo mismo, te quiero, te amo, ya está, ya pasó chiquita, no llores más.
¿Entonces qué hacés? Las vas a buscar con tus mejores ropas, recién bañado y perfumado a la salida del trabajo, o de la facultad, o del colegio.

Pero, oh sorpresa, cuando la ves de lejos, antes de que ella te vea, notás que venía muy divertida riendo con unos compañeros. ¿Pero cómo, no se supone que ella también está destruida por esta ruptura? Caramba…
Y acá viene lo peor. Cuando te ve… no te abraza… no llora, no te dice que no puede vivir sin vos, ni que te quiere, ni una mierda.
Es ahí donde te sentís en un callejón sin salida, y el dolor se hace más intenso porque cada vez la ves más lejos.


El Príncipe - Nicolás Maquiavelo

El príncipe (en el original en italiano, Il principe) es un tratado de teoría política escrito por Nicolás Maquiavelo en 1513, mientras este se encontraba encarcelado en San Casciano por la acusación de haber conspirado en contra de los Médici. El libro fue publicado en 1531 y dedicado a Lorenzo II de Médici, duque de Urbino, en respuesta a dicha acusación, a modo de regalo. Tiene ciertas inspiraciones en César Borgia. Se trata de la obra de mayor renombre de este autor, aquella por la cual se acuñaron el sustantivo maquiavelismo y el adjetivo maquiavélico.

Su objetivo es mostrar cómo los príncipes deben gobernar sus Estados, según las distintas circunstancias, para poder conservarlos exitosamente en su poder, lo cual es constantemente demostrado mediante múltiples referencias a gobernantes históricos y a sus acciones. Presenta como característica sobresaliente el método de dejar de lado sistemáticamente, con respecto a las estrategias políticas, las cuestiones relativas a la moral y a la religión. Sólo interesa conservar el poder. (De hecho, para Maquiavelo así obran incluso papas como Alejandro VI, lo que constituye la clave de su éxito.) La conservación del Estado obliga a obrar cuando es necesario «contra la fe, contra la caridad, contra la humanidad y contra la religión.» Y ello requiere a nivel teórico -en oposición a toda la tradición de la filosofía política desde Platón en adelante- dejar de idealizar gobiernos y ciudades utópicas e inexistentes para inclinarse en cambio por los hombres reales y los pueblos reales, examinar sus comportamientos efectivos y aceptar que el ejercicio real de la política contradice con frecuencia la moral y no puede guiarse por ella.


La Estética de lo Feo - Karl Rosenkranz

En cierto modo, lo que Rosenkranz se propone, es realizar una serie de clasificaciones en pro del artista, para que sepa que temas pueden hacerlo caer en la fealdad. Y aunque asume, que pocos son los que se interesarían por representar lo feo, lo cierto, es que como valor estético tiene su razón de ser.
Las definiciones que realiza sobre las acepciones de fealdad, nos permiten extraer una serie de conclusiones respecto a las consideraciones del autor sobre la definición de Fealdad, y además, nos permiten reflexionar sobre esta y darnos, sobretodo, la base teórica, para entender la clasificación que más tarde nos propondrá.

"Que lo feo pueda gustar parece un contrasentido, como si el enfermo o la maldad suscitaran placer. Sin embargo es posible, ya sea en un modo sano o en un modo enfermo. En modo sano, cuando lo feo se justifica como necesidad relativa en la totalidad de una obra de arte y es superado por el efecto contrario de lo bello. Entonces, no es lo feo aquello que determina nuestro placer, sino lo bello que supera su negación [...].En modo patológico, cuando una época está física y moralmente corrupta, le falta la fuerza para concebir la belleza auténtica pero simple y quiere, además, disfrutar en el arte lo picante de la frivolidad y de la corrupción. 



Ética Demostrada según el Orden Geométrico - Baruch Espinoza

I.—Por causa de sí entiendo aquello cuya esencia implica la existencia, o, lo que es lo mismo, aquello cuya naturaleza sólo puede concebirse como existente

II.—Se llama finita en su género aquella cosa que puede, ser limitada por otra de su misma naturaleza. Por ejemplo, se dice que es finito un cuerpo porque concebimos siempre otro mayor. De igual modo, un pensamiento es limitado por otro pensamiento. Pero un cuerpo no es limitado por un pensamiento, ni un pensamiento por un cuerpo.

III.—Por substancia entiendo aquello que es en sí y se concibe por sí, esto es, aquello cuyo concepto, para formarse, no precisa del concepto de otra cosa.

IV.—Por atributo entiendo aquello que el entendimiento percibe de una substancia como constitutivo de la esencia de la misma 


La Verdad y las Forma Jurídicas - Michael Focault

Esas cinco conferencias dictadas por Michel Foucault en la Universidad Católica de Río de Janeiro 1973, desarrollan las tesis básicas de la que después sería una obra capital de su bibliografía. Partiendo de una idea originalmente expuesta por Nietzsche, Foucault compone, pasando por las formas de establecer la verdad en la Grecia clásica, la indagación del medioevo y la apropiación de la función judicial por el Estado moderno, una verdadera genealogía del poder como la imbricación íntima, oscura y eficaz que ha modelado la totalidad de las relaciones sociales de nuestra época.

La de hoy es una reflexión metodológica para introducir este problema que, bajo el título de «La Verdad y las Formas Jurídicas», puede parecer un tanto enigmático. Trataré de presentarles una cuestión que es en realidad el punto de convergencia de tres o cuatro series de investigaciones existentes, ya exploradas, ya inventariadas, para confrontarlas y reunirlas en una especie de investigación si no original, al menos renovadora.




viernes, 7 de agosto de 2015

Cromwell - Victor Hugo

Cromwell es una obra de teatro en cinco actos escrita por Victor Hugo en 1827. La obra no fue representada en su época. Es a la vez un retrato histórico de la Inglaterra delsiglo XVII y del Lord protector Oliver Cromwell.

Cromwell, por sus dimensiones (unos 6000 versos) no es una obra representable. Sus cambios de decorado, y la misma elección de la temática (una historia relativamente próxima) hacen de ella un ejemplo de obra romántica, pues rompe radicalmente con las tradiciones clásicas.

A pesar de la aplicación ejemplar de los principios románticos en la obra, es el prefacio de la misma lo que se convirtió en uno de los textos fundadores del Romanticismo, defendiendo en particular el drama como forma teatral.




La Poética - Aristóteles

La Poética1 o Sobre la poética (Περὶ Ποιητικῆς) es una obra de Aristóteles escrita en el siglo IV a. C., entre la fundación de su escuela en Atenas, en el 335 a. C., y su partida definitiva de la ciudad, en el 323 a. C. Su tema principal es la reflexión estética a través de la caracterización y descripción de la tragedia.

Al parecer, la obra estaba compuesta originalmente por dos partes:2 un primer libro sobre la tragedia y la epopeya, y un segundo sobre la comedia y la poesía yámbica, que se perdió, aparentemente durante la Edad Media, y del que nada se conoce.

Básicamente, la Poética consta de un trabajo de definición y caracterización de la tragedia y otras artes imitativas. Junto a estas consideraciones aparecen otras, menos desarrolladas, acerca de la historia y su comparación con la poesía (las artes en general), consideraciones lingüísticas y otras sobre la mímesis.

La Poética es una de las obras aristotélicas tradicionalmente conocidas como esotéricas o acroamáticas. Esto implica que no habría sido publicada, sino que constituía un conjunto de cuadernos de notas destinados a la enseñanza y que servían de guía o apunte para el maestro. Estaban destinados a ser oídos y no a ser leídos.


Bola de Sebo - Guy de Maupassant

«Bola de Sebo» («Boule de Suif») es el título del cuento que encumbró al autor francés Guy de Maupassant (1850-1893), quien emplea una sutil ironía para relatar su historia. Publicado en 1880, su argumento se desarrolla durante la ocupación de Francia en la guerra franco-prusiana de 1870.

Este relato se publicó por primera vez el 16 de abril de 1880,1 formando parte de la antología de cuentos titulada Las veladas de Médan, en la que participaba, entre otros, el padre del naturalismo Émile Zola.