miércoles, 22 de julio de 2015

Hacer reír a las mujeres - Martín Merril

Todos estamos de acuerdo que todos tenemos sentido de humor. Solo que viene de todas las formas y tamaños. Como dice el dicho, la broma de un hombre es el veneno de otro. Alguna gente puede estar mejor expresando humor que encaje más en los gustos de la gente. Otras personas son menos adeptas en decir las cosas justas en el momento justo. Y si uno no ejercita su sentido de humor seguido, el o ella entra en un círculo vicioso donde pierde aún más el sentido del humor. Sin embargo, sin importar con que clase de aburridos ya conociste, sabes que todos nacen con sentido del humor. Pero hay un punto clave: ¿que puedes hacer con el humor?

Seguro que puedes divertirte- u otro, ¿porque la gente paga para shows de comedia y los canales de comedia? También puedes usarlo para reducir tensión, encontrar una gran oportunidad, y mantener tus chicos en sus lugares… tu lo nombraste! Hay mil y un usos del humor, y siempre (supuestamente) llevan a un único objetivo – la risa. La risa es poderosa –mucho mas poder que la mayoría de la gente se haya imaginado… y hubiese sabido. Dejame explicarte. Los seres humanos tienen un deseo obsesivo de ser consistentes. Es psicológicamente imposible no gustarle a la persona que ya te hizo reír por mas de 5 veces, porque los humanos no pueden manejar la incongruencia entre la risa (gustarle a alguien) y no gustarle a alguien.

En otras palabras, las mujeres tienden a acercarse al tipo ¡quien las haga sistemáticamente reír! No solo ocurre en un nivel lógico (“Oh, estar con el me da tanta alegría y quiero mas”), pero también en un nivel subconciente (manteniendo consistencia). Una vez que nos reímos por alguien, sería muy inconsistente si mantuviéramos una actitud antagonista hacia esa persona. Así, yo uso la risa para hacer a las mujeres que se enamoren de mí. Y cuantas más mujeres pudiera hacer reír, mejor me va. Pero me doy cuenta que posiblemente no pueda hacer que se enamoren todas las mujeres del mundo de mi. Es por eso que escribí este libro para ti. Es por eso que decidí compartir mis técnicas de hacer reír a las mujeres.

Sólo tengo una pregunta que hacerte: ¿por qué debes aprender a hacer reír a las mujeres? Desde que compraste este libro, te comprometiste. Y yo tengo un compromiso también- asegurarme que saques todo lo posible de este libro y te transformes completamente en una persona mucho mas humorosa y atractiva. Claro se que ser divertido sería una buena cualidad para tener.

Seguramente beneficiaría muchos aspectos de tu vida, y blah, blah, blah... ¿Pero realmente importaría si te quedas como estás? Es bueno tener todo, pero ¿porqué no puedes resolverlo por quien eres ahora? Quizás suene loco, pero lo que realmente quiero que pienses es esto: ¿es hacer enamorar a las mujeres contigo a través de la risa un deber para ti o un debería?

Nunca logramos nuestros deberías. (“Debería hacer más ejercicios”, “Debería parar de ver TV ahora”, “Debería mejorar mis habilidades para hablar en público”...) Sólo logramos nuestros debos (“Debo terminar este proyecto el miércoles ó sino me echan”, “Debo irme ahora o perderé el avión”...) Todos nosotros obtenemos lo que debemos. Entonces ¿debes tu ser un tipo divertido?

La intolerancia de tu presente condición puede inspirar cambios, como la tolerancia de tus condiciones actuales pueden prevenircambios.

1 comentario:

Busca tu libro PDF